Recuperar una persiana antigua,


24 Mar
24Mar

Hoy vamos hablar de cómo reutilizar una persiana antigua.


Tenemos unas persianas viejas que aparentemente ya han dado todo lo que tenían que aportar.


Pero después de una larga y dura vida de protección del exterior, estas piezas de madera y aspecto rústico se pueden convertir en elementos ornamentales e incluso funcionales con solo un poco de imaginación, unas capas de pintura y barniz, y algunos complementos.


Las paredes vacías son el escenario perfecto para poner a prueba las capacidades de una persiana con varias décadas a sus espaldas.



¿ Qué pasos debemos realizar?

Lo primero que debemos hacer en el proceso de restauración es limpiar completamente la superficie. Me refiero a eliminar los restos de pintura o barniz deteriorados, tal cual lo debemos hacer en la mayoría de los trabajos de restauración.



En este paso, para que la tarea resulte más sencilla, lo mejor es utilizar  un decapante, podemos usar productos especiales para el caso, los cuales se pueden encontrar en cualquiera de los comercios dedicados a esta tarea, o de lo contrario hacer uso de alcohol de quemar, el cual, con la ayuda de un cepillo de cerdas duras y una espátula, nos permitirá retirar todos los restos innecesarios presentes en las persianas que queremos renovar, y así dejar la superficie completamente limpia y lista para continuar trabajando sobre ella.

Luego Una vez que hayas retirado el polvo de lijar, barniza las ventanas con un pincel redondo de tamaño medio.



Una vez aplicada y seca la primera capa, debes volver a lijarla ligeramente (granulado fino: entre 180 y 240). A continuación, aplica la segunda capa.


Elige un color que acompañe a la decoración general de la estancia o que contraste con buen gusto sus tonalidades, y cuelga la persiana en una disposición original.


Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.