HOME STAGING - Básico



Nuestro trabajo consiste en:


Despejar. Despersonalizar y redecorar de forma neutra, aprovechando todo lo que pueda beneficiar su presentación. Aportamos algunos detalles decorativos, si es necesario, para dar un aire más actual.


Fuera trastos. Despeja todo lo que puedas los espacios, aquí el “menos es más” es infalible. Si tenemos demasiados muebles u objetos creamos sensación de desorden y espacios saturados. Recuerda que estamos vendiendo una casa y no los muebles y objetos que hay en su interior. Los espacios se tienen que ver amplios y despejados.


Despersonaliza. Quita todos los objetos personales que haya por la casa; cuadros, juguetes de los niños, fotos de la familia, ropa, cepillos de dientes, jabones, toallas usadas, etc… Los potenciales compradores tienen que imaginarse viviendo allí, ya no es su casa, es un producto que está a la venta.


Limpieza extrema. La casa tiene que estar impoluta y hay que hacer mucho hincapié en baños y cocina. La suciedad genera rechazo y es un input negativo para el comprador.


Fotografiar. No sirve cualquier foto para anunciar la vivienda  en internet, se necesitan unas fotos profesionales que reflejen tu vivienda única y especial.