HOME STAGING - Puesta a punto completa


Una vivienda no se debe enseñar hasta que no esté preparada para presentarla. Vale la pena y es más rentable hacer un poco de inversión que tenerla anunciada sin que se interesen por ella.


Los home stagers  utilizaremos los muebles y decoración existentes, pero también será necesario adquirir complementos nuevos que serán clave para actualizar el espacio y hacerlo atractivo para el mayor número de compradores. Con este servicio, el home stager lo que hace es  reorganizar los espacios, armonizar los ambientes, despejar y eliminar elementos, despersonalizar y a veces encargarse de pequeñas reparaciones. 


No escatiméis a la hora de darle una manita de pintura a la casa, es increíble el cambio que se produce y la sensación de limpio y nuevo que da. Usa siempre colores neutros, nada de paredes naranjas, verdes… Los colores claros dan luminosidad y armonía a los espacios.


Igualmente, ten en cuenta si hay alguna reparación que hacer. No sería agradable que el comprador abriese una puerta del mueble de cocina y que esté descolgada, o que se suba una persiana y esté atascada, por ejemplo. Cuidado con las grietas y manchas de humedad, a nadie le gustaría comprar una vivienda que ya a priori parece tener problemas.


Con este servicio se consigue una revalorización total a un bajo coste: pintar, limpiar, reparar, redecorar, amueblar y reportaje fotográfico.